jueves, 25 de agosto de 2016

ESTEBAN RÍOS CRUZ


Esteban Ríos Cruz (1962). Poeta zapoteco de Asunción Ixtaltepec, Oaxaca. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA. Sus textos se han publicado en las revistas Iguana Azul (2008), Pagine, Revista di poesía internazionale, Anno XX, Núm. 62, Agosto-Noviembre 2010, Roma, Italia. Ojarasca, Suplemento de La Jornada, Núm. 169, Mayo de 2011., y en los periódicos Noticias, Voz e Imagen de Oaxaca y El Sur, Diario Independiente del Istmo.

Obra publicada
Poesía
  • Desandar la memoria (1984).
  • Canción en vigilia (1999).
  • Dxi gueela gaca’ diidxa’/Cuando la noche sea palabra (2006).
  • Ubidxa xti’ galaa dxi /Sol de Mediodía (2008).
  • Ca diidxa’ guchendú/ Palabras germinadas, Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), 2008.
  • Ca xquelaguidi dxizezá/Los huaraches del tiempo, FONCA/ELIAC (2011). Xaniaa gueela’/ Al pie de la noche (2014).
  • Premio Normalista de Poesía en 1981 y 1982.
  • Premio Casa de la Cultura Oaxaqueña en 1984, con el libro Desandar la memoria.
  • Premio CaSa en creación literaria en lengua zapoteca 2012, en la categoría de Poesía, con la obra Caadxi diidxa’ za’bi’ lo bi/ Unas palabras al viento
  • Premio de Literaturas Indígenas de América (PLIA) 2014, convocado por la UdeG, SEP, INALI, CDI, CONACULTA en el marco de la FIL de Guadalajara.

Antología
Palabra amurallada. Luz de luna. Palabra reunida. Con el alba en los hombros. 76 poetas en Generación. Diidxa’ Biaani’, Diidxa Guie’ (Palabras de luz, Palabras floridas). Laguna Superior, Poetas del Istmo Oaxaqueño (2008). Voix et lumiéres de la montagne, Quatre Poétes Contemporains de Oaxaca, traducción y compilación de Marie Agnés Palaisi-Robert, RILMA 2/ADEHL, México/París (2008). México: Diversas lenguas de una Nación, Tomo I, Poesía, Antología en poesía en lenguas indígenas, Escritores en lenguas Indígenas (ELIAC), 2008. La parola antica. Poeti indigeni messicani contemporanei, traducción de Emilio Coco, Edizione dell’Orso, Alessandría, Italia, 2011. Que no callen los poetas. Memorias de la antífona. Compiladores María Estela Suárez Mendoza y Eduardo H. González. El Biombo Poético Ediciones, México, 2012. Dalla Parola Antica Alla Parola Nuova. Veintidue poeti messicani d’oggi, selección y traducción de Emilio Coco, Raffaelli Editore, Italia 2012.
Becas
FONCA, apoyo a escritores en lenguas indígenas en los periodos: (1997) por el libro Ubidxa xti’ galaa dxi (Sol de Mediodía), (2004) por el libro Dxi gueela’ gaca diidxa’ /Cuando la noche sea palabra, y 2007, por el libro Bigú biaani’/ Migajas de luz. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, del FONCA/CONACULTA: emisión 2008 con el proyecto Xtuxhu guendariedasiló /El fulgor de la memoria y en la emisión 2012 por el proyecto Chonna guiigu’ ne tubi si nisadó’/ Tres ríos y un mismo mar.
Premios
  • Premio de poesía Casa de la Cultura de cd. Ixtepec, Oax. (1980).
  • Premio Normalista de Poesía en 1981 y 1982.
  • Premio Casa de la Cultura Oaxaqueña en 1984, con el libro - Desandar la memoria.
  • Premio CaSa en creación literaria en lengua zapoteca 2012, en la categoría de Poesía, con la obra Caadxi diidxa’ za’bi’ lo bi/ Unas palabras al viento
  • Premio de Literaturas Indígenas de América (PLIA) 2014, convocado por la UdeG, SEP, INALI, CDI, CONACULTA en el marco de la FIL de Guadalajara.


Fuente: http://inculzajuchitan.org.mx/inicio/esteban-rios-cruz/ [Al final de la página a la que direcciona el enlace, hay dos libros del poeta Esteban Ríos Cruz, para consulta pública]

miércoles, 24 de agosto de 2016

Los ritos ocultos de la mujer zapoteca

La intimidad de la mujer zapoteca queda al descubierto en 'El dorso del cangrejo', el último poemario de la mexicana Natalia Toledo


Tras el dorso de los cangrejos hay una mujer zapoteca bailando, cuenta una leyenda de este pueblo indígena del sur de México. Una creencia popular que ha tomado Natalia Toledo para darle título a su última obra, un poemario que atraviesa el caparazón de este crustáceo para adentrarse en el mundo femenino de esta comunidad. Amor, sexo, muerte,… la intimidad de estas mujeres del istmo de Tehuantepec toma el protagonismo en la primera parte de este libro en la que la autora muestra orgullosa su propia identidad, al mismo tiempo que denuncia las tradiciones con las que se siente incómoda.
Con un pie dentro de ese mundo indígena en el que nació y otro en ese México más urbano en el que completó sus estudios, Natalia Toledo describe en El dorso del cangrejo (Almadía) a esa mujer zapoteca “abierta, independiente, que no pide permiso para existir y es solidaria con los movimientos sociales que hay en el país”, argumenta. Un libro escrito en zapoteco y español en el que la autora habla, entre otros temas, del pago de la dote, los genitales de hombres y mujeres y lanza una mirada crítica al ritual que rodea la pérdida de la virginidad.
“Se llama el rapto y consiste en que el novio lleva a su casa a la chica y la desvirga con el dedo índice para que tiña un pañuelo blanco. Los poemas nacieron porque tengo una amiga que no sangró y automáticamente la devolvieron a casa. Cómo puede ser más importante teñir un pañuelo que el amor”, se pregunta Toledo.
Plasma el mundo de la mujer de a pie, el de sus paisanas y el suyo propio, aunque ella no haya tenido que protagonizar algunos de estos rituales. Se inmiscuye en la vida de una comunidad donde el papel de ellas “es muy diferente al de otras culturas indígenas”. Independientes económicamente y sin estar sometidas a prohibiciones, las zapotecas adquieren un papel fundamental en la vida de la comunidad y viven la sexualidad de forma abierta. “Somos muy juguetonas con el lenguaje del sexo”, asegura.
A la mujer de su tierra le dedica Natalia Toledo 18 poemas y 51 páginas para después relatar un mundo más íntimo y personal en la segunda parte de esta obra. Escribe sobre la identidad indígena, le dedica algunos versos a la figura materna y se adentra en aquellos años que vivió en un internado de monjas y le empujaron a ser poeta. “Tenía 11 años y me encontraba sola en muchos momentos. Empecé a escribir porque me servía para verme, para escucharme”, relata.
Del mismo modo, pone al descubierto su Juchitán natal, una localidad combativa del sur de Oaxaca cuyo mercado se convierte en un crisol de culturas indígenas. A él acuden los chontales, huaves o muxes a intercambiar sus productos. El lugar, ampliamente dominado por las mujeres, se convierte así en el escenario de un encuentro entre las más diversas culturas. Y es precisamente entre este mar de lenguas, tradiciones y formas de vida diferentes donde reside actualmente Natalia Toledo, al igual que su padre, el pintor Francisco Toledo.
Un municipio de larga tradición artística de donde proceden grandes pintores y trovadores, “que son nuestros poetas, en sus letras hay una búsqueda de la belleza a través de la palabra zapoteca”, cuenta. Aquí nació y vivió hasta los ocho años esta autora que nunca fue a un kínder, sino que su formación escolar comenzó de la mano de la música y los dibujos que le mostraba un anciano del lugar.
“Me enseñó la importancia de la lengua sin decírmelo de forma explícita y me transmitió todo el conocimiento que guardaba en su memoria y que le había llegado de forma oral. Si viviese en esta época, los finlandeses lo hubiesen hecho director de una universidad”, cuenta Toledo entre risas.
Una formación que no hubiese tenido “cabida en la reforma educativa de Peña Nieto”, a la que esta autora se opone frontalmente. “No toma en cuenta las diferencias, ve a todos como un solo ente. Sin embargo, en Juchitán vivimos de otra manera, tenemos un calendario ritual, una forma distinta de concebir la vida. Quienes elaboraron este proyecto no conocen el país que gobiernan. Pasan más tiempo en Miami que en México”, argumenta.
Ilustrado por su hermano, Dr. Lakra, en El dorso del cagrejo se cruzan dos lenguas: el zapoteco y el español y al mismo tiempo esos dos mundos. En él la mujer queda retratada a través de versos que ponen al descubierto el México indígena. Se trata de poemas que traspasan las montañas de Oaxaca y dan a conocer un matriarcado que perdura desde hace siglos en esta región del istmo de Tehuantepec.
Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2016/08/23/actualidad/1471985363_569036.html?id_externo_rsco=FB_CC

jueves, 18 de agosto de 2016

Con la poesía busco rescatar la cultura de mi pueblo: Manuel Espinosa Sainos

El poeta de origen totonaco participó en el ciclo La Primera Raíz. Literatura en otras lenguas de México

En Puebla existen más de 200 mil hablantes de totonaco y sin embargo está en riesgo de desaparecer. Ante este contexto es necesario que los escritores indígenas, por medio de la poesía y la literatura, rescaten y preserven esta lengua que es única en México, porque habla desde y para el corazón, enfatizó Manuel Espinosa Sainos, poeta indígena que participó en el ciclo La Primera Raíz. Literatura en otras lenguas de México.
En la charla, realizada este miércoles 13 de noviembre en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, además del poeta totonaco participaron Juan Gregorio Regino, director de Desarrollo Intercultural de la Dirección General de Culturas Populares del Conaculta, y la escritora Elena Poniatowska.

Manuel Espinosa Sainos reveló que su carrera poética comenzó sin ninguna formación literaria, sin saber español y sin saber escribir, cosa que aprendió con la  continua práctica hasta los 20 años. 

Comentó que su obra está integrada por tres libros y que su incursión en la poesía de forma profesional sucedió en 1999 cuando se publicó su primer texto: Voces del Totonacapan al cual siguió la publicación de Cantan los totonacos (2008) y En el árbol de los ombligos (2012).

El también locutor bilingüe de la radiodifusora cultural XECTZ La voz de la sierra norte compartió que el poema Pido castigo, de Pablo Neruda, y la falta de textos de poesía en totonaco lo motivaron a escribir libros bilingües (español-totonaco).

En la charla, el poeta asesor del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) reveló los objetivos que busca alcanzar con su poesía: rescatar las palabras que se están perdiendo de su pueblo (ubicado en Ixtepec, Puebla) y escribir sobre sus raíces, el pensamiento de su pueblo y la vida cotidiana para que, a través de las palabras, “permanezcan para siempre en la mente y corazón no sólo de los totonacos, sino de todos los mexicanos”. 

Manuel Espinosa Sainos consideró que la literatura totonaca debe de abordar todo tipo de temas, por ejemplo el acto amoroso, que además es algo cotidiano, y enfatizó que los escritores indígenas deben de crear y recopilar la forma de ver el mundo del pueblo totonaco, ya que se está perdiendo.

Elena Poniatowska destacó que Manuel Espinosa Sainos es un poeta sobresaliente que escribe versos memorables, pequeños, dulces y sorpresivos, que bien pueden verse “como cantos preciosos para el alma”.

Añadió que el trabajo del poeta totonaca muestra que en el mundo nada es perverso; es un escritor amoroso de las parejas “y que celebra a la que jamás se dio golpes de pecho, tantas veces recibió pedradas, a la que no tuvo miedo a los gusanos come senos y que durmió en los brazos de su amado sin importarle nada: la amante”.

Durante la charla, el indígena leyó al público dos de sus poemas inéditos, primero en totonaco y después en español: Cantando bajas del árbol y Los muertos hablan de amor, este último el más celebrado por el público, el cual dice: 

“Los muertos hablan de amor, de sus carnes resucitan árboles, cuentan muchas historias las cruces del cempaxúchitl, de los amantes clandestinos, de los ríos que penetran y se secan, de aquellos que se entregan al amar…

“Los muertos hablan de amor, su corazón nunca muere, late en el vientre de la tierra, bombea la sangre color ciruela, porque el amor es perenne. Los muertos hablan de amor, deambulan los deseos, los panteones huelen a sexo, evaporan los besos en la humedad de los cafetales, barrancas, platanares…

“Los muertos hablan de amor, se erectan las lombrices de tierra, arde el petate tirado en la fosa. Los muertos hablan de amor, le ponen collares de flores al recuerdo. Los muertos se niegan a morir abandonados”.
Fuente: http://www.cultura.gob.mx/noticias/libros-revistas-y-literatura/30688-con-la-poesia-busco-rescatar-la-cultura-de-mi-pueblo:-manuel-espinosa-sainos.html